24.3.06



: inflencias literarias



Image hosting by Photobucket


Me han preguntado demasiadas veces cuál es o a quién considero mi principal influencia literaria. La verdad es que la literatura me aburre, la odio. Si algo aborrezco más que la literatura es, en efecto, la crítica y la teoría literaria. Pero debo apuntar que desde que vi El juego de la muerte (1978), por allá de 1983, mi vida dio un giro de 180 grados. Más precisamente: ocurrió en la escena donde Bruce Lee, mi mentor, se bate contra mi otro ídolo de infancia, Kareem Abdul Jabbar. Tuve una revelación sentado allí en mi butaca, a los cinco años de edad. Al salir del cine le dije a mi padre que quería ser escritor. Así, sin más. Pocos críticos, desde entonces, han sabido rastrear la tremenenda influencia del jeet kun do en mi prosa.