26.6.06




: por el derecho a existir, carta abierta



Photobucket - Video and Image Hosting


26 de junio del 2006
A unos cuantos días de que en las casillas cada quien, en diálogo con su conciencia, tome una decisión trascendental para nuestro presente y nuestro futuro, nos parece oportuno responder a quienes promueven una postura —el llamado voto útil— que llama a votar no de acuerdo con las convicciones, sino por el menos malo o para que no gane el otro.

CARTA ABIERTA: NUESTRO DERECHO A EXISTIR

A unos cuantos días de que en las casillas cada quien, en diálogo con su conciencia, tome una decisión trascendental para nuestro presente y nuestro futuro, nos parece oportuno responder a quienes promueven una postura —el llamado voto útil— que llama a votar no de acuerdo con las convicciones, sino por el menos malo o para que no gane el otro.

Primero que nada: un voto forzado de esa manera empobrece la democracia. Quienes lo promueven no reconocen o, lo que es peor, sacrifican deliberadamente la urgente necesidad de ampliar la representación política que exprese de manera más equitativa la actual pluralidad de la sociedad mexicana. Presionar la conciencia de las y los electores para que voten por quienes están en el primer lugar de las encuestas, significa pretender que nos resignemos a seguir por siempre con los partidos de siempre. Por eso, el voto inducido de esa manera y no por convicción, impide la urgente renovación de nuestra vida pública sofocando la pluralidad y la diversidad de expresiones sociales que son el principal signo de nuestros tiempos.

Preocupa, por otra parte, que en la argumentación a favor del voto (in)útil, estén aflorando los viejos reflejos del autoritarismo y la intolerancia. Se dice, por ejemplo, que mi candidatura le hace el juego a la derecha. Eso debe ponernos en guardia puesto que algunos de los peores crímenes contra los derechos humanos se cometieron precisamente haciendo uso de tal razonamiento. El gulag de la burocracia estalinista y el sufrimiento de millones de personas despojadas de su dignidad y de su libertad fueron convalidados por las buenas conciencias de la época porque no había que hacerle el juego a la derecha. Toda crítica y toda diferencia fueron aplastadas porque no había que hacerle el juego a la derecha. Miles de mujeres y hombres, cuya reivindicación aún esta pendiente, perdieron, primero, sus derechos de opinión, luego su libertad y, finalmente, sus vidas.

Debemos recordarles también que no existe la izquierda; existen las izquierdas y dentro de ellas Alternativa representa un proyecto con métodos, demandas y reivindicaciones claramente diferenciadas de otras expresiones, como el PRD o el EZLN, a quienes, pese a nuestras diferencias, reconocemos y respetamos. Cuando la historia de esta campaña se cuente, se sabrá cuántas veces rechazamos sacar ventaja y formar parte de campañas golpeadoras de otros candidatos, cuantas veces dijimos no por apego a nuestras convicciones.

En lo particular, asumimos compromisos muy temprano en nuestras vidas y hemos sido fieles a ellos. Por ejemplo, para nosotros la política de izquierda y el movimiento social tienen como objeto la emancipación en todos los órdenes y no la sujeción al caudillo en turno. Por eso estamos aquí en Alternativa, donde a la par se expresan las nuevas identidades negadas, las nuevas libertades, junto a la causa común de las izquierdas, la misma que abrazamos desde muy jóvenes: la construcción de la igualdad en un país de abismos sociales. Estamos erigiendo un partido comprometido con la justicia pero también con las libertades y con la democracia. Un partido que debe construir comunidad pero también ciudadanía. En suma, una izquierda que entienda y represente las aspiraciones del México de hoy.

A la hora de votar, será mejor para ti, para la democracia y para México, que te respondas las siguientes preguntas: ¿Cuánto tiempo estamos dispuestos a esperar para que cambie la manera de hacer política, para cambiar las reglas y estimular los acuerdos entre los poderes que gobiernan? ¿Cuánto tiempo estamos dispuestos a esperar para renovar el liderazgo y que el país deje de ser gobernado por oligarquías enquistadas en todas partes, en la política, en la economía, en los partidos, en los sindicatos, donde la voluntad del líder es ley? ¿Cuánto tiempo estamos dispuestos a esperar para que empecemos en serio a combatir la discriminación que padecen millones de mexicanos? ¿Cuánto tiempo estamos dispuestos a esperar para que las mujeres dejen de ser asesinadas dentro y fuera de sus casas? ¿Cuánto tiempo estamos dispuestos a esperar para aplicar políticas de largo plazo que disminuyan desigualdad y pobreza?

Votando por Alternativa le estás pasando la estafeta a una nueva generación que nos formamos e imaginamos en un México más libre, más igual. Una nueva generación de cara al futuro.

Votando por Alternativa también le estás pasando la estafeta a una nueva generación que crecimos viendo la impunidad de los políticos de siempre, la desigualad rampante en todos los ámbitos de la vida, y la incertidumbre constante, que nos ha impedido un desarrollo incluyente y sustentable, comprometido con los derechos de las nuevas generaciones.

Votando por Alternativa estás votando por una nueva generación que entiende que la impunidad, la desigualdad, y la incertidumbre, se combaten con la democracia, la pluralidad, la libertad y la imaginación.

Patricia Mercado
Candidata a la presidencia de la República

Alberto Begné
Presidente de Alternativa

Jorge Wheatley
Vicepresidente de Alternativa