14.6.06



: reyes tamez, hombre de mundo



Mi madre es profesora. Su sueldo, con todo y su antigüedad de veinticinco años de servicio en una escuela pública, asciende a duras apenas a casi 6mil pesos mensuales (como tantos otros miles de profesores en este país). Quizá por eso en mi infancia nunca salíamos de viaje. Visitar Guadalajara o San Luis Potosí era para mí tan exótico como podría serlo Timbuctú o el Cairo, una vez al año. Mientras tanto, el naquete y pusilánime Secretario de Educación Pública, Reyes Tamez, se da una vida de virrey. Chequen esto. Es, en efecto, una “mentada de madre”. ¿Por qué mejor no nos largamos a otro país? Ahora sí lo estoy pensando seriamente, sobre todo si vuelve a ganar la derecha en las próximas elecciones.

El Universal. Miércoles, 14 de junio 2006. En sus cinco años como secretario de Educación Pública, el doctor Reyes Silvestre Tamez Guerra ha demostrado ser un hombre de mundo. Entre giras presidenciales, comisiones especiales, visitas a sus contrapartes, salidas injustificadas y reuniones cumbre pasó lejos de México al menos 213 días entre enero de 2001 y diciembre de 2005. Fueron 31 semanas alejado de la realidad mexicana contra 21 que dedicó a visitar los 32 estados de la República. Al secretario le bastaron 151 días para conocer los contrastes que dividen en más de dos países a México según el nivel educativo de cada región.

Viajero frecuente, Tamez, hasta el 2005, visitó más de 20 países en cuatro continentes y hasta un par de islas del Caribe.

Todo ello con cargo al erario público. Sus viajes consumieron 2 millones 195 mil 824 pesos entre enero de 2001 y diciembre del 2005, de acuerdo con La Relación de viáticos y pasajes internacionales del doctor Reyes Tamez Guerra, entregada por la Unidad de Enlace y Acceso a la Información de la SEP, después de dos solicitudes ex profeso.

Entre giras y viajes fuera de México se gastó tanto como lo invertido por la dependencia federal en mobiliario y equipo para apoyar las actividades culturales de las 32 entidades federativas del país durante este año. La SEP ha gastado dos veces más en boletos de avión, alimentos y hospedaje de las 45 salidas de Reyes Tamez al exterior que en la adquisición de infraestructura para fomentar la lectura a nivel nacional este año.

Al menos seis de estas giras internacionales no fueron justificadas en la agenda de trabajo del secretario.

Por el gasto acumulado en pasajes aéreos, Reyes Tamez es un candidato perfecto a cliente platino de cualquier aerolínea. Ha comprado boletos a tarifas por encima del precio de mercado: para trasladarse a Sydney, con el fin de responder a una invitación del Ministro de Educación australiano y conocer a los escasos 800 alumnos mexicanos de licenciatura que radican allá, pagó 133 mil 253 pesos; para ir a Ginebra, Suiza, donde se efectuó una reunión ministerial de la OCDE gastó 65 mil 411 pesos, y para compartir tres días en Washington DC con su par estadounidense erogó 27 mil 242 pesos. Pero ni en temporadas altas se encuentran precios así. Agencias de viajes y aerolíneas ofrecen paquetes a ciudades europeas -ahora las más cotizadas por el Mundial de Futbol- menores a los 600 dólares. Y a todo lujo, en business class, por 4 mil dólares. Los pasajes comprados por Tamez distan de ser las tarifas preferenciales exigidas por las secretarías de Hacienda y de la Función Pública para viajes nacionales e internacionales.
"En ningún caso se podrán adquirir pasajes con categoría de negocios, su equivalente business class o superior para vuelos nacionales e internacionales que por tramo tengan duración menor a cuatro horas", dice el Oficio Circular sobre viáticos 307-A. Los boletos del secretario Tamez rebasan hasta las tarifas de mercado en business class.
"¿61 mil 862 pesos para viajar a Dublín en 2004? ¿De cuántos pasajeros estás hablando? A este precio viajan dos en tarifas sin restricciones", indicó Domenico Vertasio, propietario de la Agencia de viajes Vertasio, cuando se le mostró el listado de la tarifas pagadas por Tamez Guerra para sus misiones lejos de México.

Llama la atención cómo de un año a otro se duplica el costo del boleto para un mismo destino. En mayo de 2004 el titular de la SEP adquirió un boleto a Miami por 13 mil 11 pesos para acudir a una entrevista con Andrés Oppenheimer; para agosto de 2005 pagó 24 mil 693 pesos.
En la respuesta a la solicitud al IFAI 0001100086104, consta que para el primero de esos viajes se adquirieron dos boletos de avión, uno por 13 mil 11 pesos y el otro por 12 mil 354 pesos, cifra que sumada, es similar a la pagada en 2005 por, en teoría, un solo boleto.

Entre los destinos más frecuentados por Tamez Guerra están París, Madrid, Washington, Londres y Cartagena. En estas ciudades se encuentran las sedes de organismos internacionales, como la UNESCO y la OCDE, donde se desarrollan reuniones ministeriales; y también, lo que podría pensarse, son sus lugares predilectos. En octubre de 2001 Reyes Tamez aprovechó la Conferencia de la UNESCO en París para disfrutar tres días previos en Valladolid, España. Entre el domingo 14 y miércoles 17 de octubre su agenda de actos públicos entregados al IFAI por la SEP no registra actividades oficiales, pero su estancia corrió a cuenta de los contribuyentes: 15 mil 493 pesos en alimentos y hospedaje.

Partió el 1 de julio rumbo a París, pero los encuentros con la OCDE y de la UNESCO comenzaron siete días, después de una escala en Madrid. Su estancia en París costó a los contribuyentes 157 mil 501 pesos, equivalente a un mes de su sueldo.

La agenda de viajes del secretario no sólo es ajetreada, sino, en ocasiones imposible. Entre el 19 y el 23 de noviembre de 2003 comprobó gastos de hospedaje y alimentos en Madrid, mayores a 11 mil pesos, mientras en su agenda de trabajo se consignó una reunión en México con secretarios de Educación el 22 de ese mes. Del 7 al 9 de junio de 2001 cobró viáticos por 20 mil 993 pesos para viajar a Dallas, pero, siempre según la agenda de actividades públicas proporcionada por la Unidad de Enlace y Acceso a la Información de la SEP, presidió el Encuentro Internacional por la Naturaleza el 8 de junio en la ciudad de México. Otros viajes -como los de Nueva York, en junio de 2001, y Londres en febrero de 2004- no corresponden a sus labores como secretario. De su gira neoyorquina no existe registro alguno en su agenda, ni boletines de la dependencia; mientras que las visitas a "diversas instituciones educativas" en Londres -como se justifica en su agenda- no fue oficial. Angélica Careaga, del British Council, informó que Reyes Tamez sólo acudió con conocimiento y colaboración de las autoridades inglesas en junio de ese año.

Para aclarar estas inconsistencias y conocer las razones por las que este secretario trotamundos dedica más días a sus giras al extranjero que al interior de México, se solicitó en tres ocasiones una entrevista en la Coordinación de Comunicación Social de la SEP, pero aún no han accedido.

Tamez Guerra ha recorrido más de 300 mil kilómetros, suficientes y de sobra para darle la vuelta al mundo por medio de puntos acumulados y sin pagar un solo centavo: bastan 224 mil kilómetros para obtener dicho privilegio, en cualquier programa de viajeros frecuentes. La vacación podría llegar después de diciembre de 2006.