31.7.06







Uno de los lugares comunes más insoportables
del ambiente literario es el de esos escritores que dicen
¡cómo sufro cuando escribo! Eso me parece blasfemo.

-Rodrigo Fresán