23.5.09



: televisión = discriminación






Luego de décadas y décadas de basura, la televisión mexicana sigue siendo un detonante social de discriminación, violencia y diseminación de estereotipos y de prejuicios. Ahí siguen: los espantosos y eternos adultos vestidos de niños como reducción de una sociedad perennemente imberbe y que nunca ha madurado ni se ha hecho responsable de sí misma; ahí sigue ese machismo jactancioso y violento en las acciones y hasta en el lenguaje en apariencia más insulso pero que sacan la broma facilona; ahí sigue la cosificación de las mujeres y el sexismo generalizado y "normalizado"; ahí sigue el chiste fácil con los estereotipos de la homosexualidad, o con la denigración y el escarnio de algunas profesiones o de las personas diferentes en general así como de las apariencias físicas (para no ir más lejos: recuerdo al imbécil de Kristoff invitando en su programa de Telehit a no tolerar a los "emos", justo en las fechas en que un grupo de esos jóvenes fueron acosados y golpeados en el DF). Bueno, ustedes ya saben, ejemplos de lo bien que la televisión nacional sabe sembrar y alimentar la discriminación, los estereotipos y los prejuicios es lo que sobra: digamos que el vomitivo "Chavo del 8" es el ejemplo perfecto que reúne todas las características anteriores y que para mala fortuna ha hecho larga escuela en nuestra televisión.

En este mismo tenor, Katia D'Artigues hace circular a través de su blog, una carta dirigida a Televisa reprobando una broma práctica de la que fue objeto el actor Sammy, que tiene una discapacidad intelectual de la que Televisa ha sabido sacar provecho utilizándolo cada vez que pueden como bufón o como patiño (desde el Burro van Rankin en los noventa ridiculizándolo en "El Calabozo", hasta el petardo de Eugenio Derbez más recientemente, a cambio de 2 mil pesos por programa). Además de exigir una disculpa, se solicita que tanto Galilea Montijo y Roxana Castellanos, las actrices autoras de la broma, así como los productores del programa, tomen un curso de sensibilización, discriminación y derechos humanos. Me parece muy valiente y oportuno lo que está haciendo Katia, ya que ninguno de nosotros (creyéndolo oportuno o no) se habría atrevido a hacerlo antes.

Se puede firmar la carta para Televisa (que, incongruentemente, todos los diciembres pretende lavar su conciencia con su Teletón para ayudar a niños con capacidades diferentes) en la página de El Universal.







Parecería que después de ver esto no se puede ir más lejos. Aunque a decir verdad hemos visto bromas mucho más pesadas hechas a costa de las discapacidades de varios de estos actores (como "Margarito" o el "Chucky" en ese programa llamado con todo el veneno del mundo "Super Minds") de los que Televisa especialmente ha hecho burla una y otra vez. Ésta que sigue, por ejemplo, es una de las cosas más denigrantes que he visto en televisión nacional y fue hecha hace tiempo en el programa de Facundo.