2.9.09




: bat for lashes




Photobucket


Cuando escuchaba el disco anterior de Bat For Lashes (Fur And Gold, 2006) no le encontré mucho la gracia. Me parecía estar oyendo a una trasunta de Björk, pero inglesa (aunque eso es decir nada, pues Post, por ejemplo, es 100% londinense). Con el tiempo, Natasha Khan (Brighton, 1979) y su segundo álbum (Two Suns, 2009), tienen al fin una voz y personalidad propias y, ahora sí, me convence (aunque eso, también, sea decir nada). Graduada en Artes Visuales y conocida por su trabajo multimedia y piezas de pop minimalista influenciadas según ella por Steve Reich en esa época, Khan empezó a trabajar en su primer disco mientras de día atendía todavía a la universidad. Fue hasta abril de este año que estuvo listo su segundo material, Two Suns, escrito, narrado y grabado bajo la influencia de su alter ego "Pearl" en el desierto de California (tttsssssssss... q' buena ondaaaa). Contrario al espíritu chairo y "cósmico" con que Bat For Lashes hizo el disco, durante abril y mayo el metro de Londres ya estaba atestado de pósters de la portada como parte del bombardeo publicitario con que la disquera catapultó sus ventas (creo que ahí comenzó mi obsesión por ella: con los pósters donde sostenía dos soles en medio de un paisaje bosquiano). Para no variar, mi opinión se volverá impresionista al momento en que acepte que Natasha Khan, la heredera de Björk, me gusta. Me fascina. Me obsesiona. Pero en fin: les dejo mi rola favorita de Two Suns ("Siren Song", seguida de "Daniel", abajo) con toda probabilidad uno de los mejores discos del año, como desde ya se aventuraron a apostar Spin y Pitchfork hace unas semanas, aunque eso, de paso, sea decir nada.





Bat For Lashes, "Siren Song", 2009.




Bat For Lashes, "Daniel", 2009.