9.9.09




: fanático cristiano armado
con una biblia y dos latas de jumex




La versión oficial es la que sigue. Un fanático cristiano "acompañado" por la Santísima Trinidad y armado con una Biblia y dos latas de Jumex. ¿Quiobo? Es quien ha sido presentado por las autoridades como responsable del secuestro del Vuelo 576 de Aeroméxico de este mediodía. José Flores Pereira es un pastor boliviano "iluminado" que radica aquí, en Oaxaca, en el pueblo de San Bartolo Coyotepec, donde al parecer ya no sólo exporta barro negro, sino fanáticos chiflados. José Flores Pereira decidió secuestrar el avión, supuestamente, para alertar al país en este día de una catástrofe que recibiera por mensaje divino: 09-09-09, que al revés es 666. Pero quizá lo más impresionante del caso es que las autoridades mexicanas, al frustrar el "atentado", le hayan encima regalado a un Flores Pererira sonriente y satisfecho los micrófonos y las cámaras para dar su "mensaje" a millones de espectadores, y sin presencia de un abogado siquiera. Se salió con la suya de todas formas. ¿999? ¿666? ¿El día de la Bestia? No. Las únicas Bestias del día son Genaro García Luna (Secretario de Seguridad Pública) y Felipe Calderón. Más bestia imposible. Larga vida al talentoso "Jósmar" Flores (su nombre artístico), nuestro oaxaco adoptivo ilustre que, además, resulta que es cantante y tiene varios discos de música evangelizadora en su haber. ¡Amén!


Photobucket


EL UNIVERSAL
CIUDAD DE MÉXICO
MIÉRCOLES 09 DE SEPTIEMBRE DE 2009
17:35
José Flores Pereira, secuestrador del vuelo 576 de Aeroméxico, manifestó que tomó el avión para dar un aviso a México de que viene un terremoto como ningún otro en este país y para pedir al pueblo que se uniera en oración.

Flores Pereira negó que tuiviera un artefacto explosivo consigo y señaló que "el artefacto" que traía consigo eran latas de jugo.

"Eran dos latas de Jumex, las llené de tierra y les puse una lucecitas", dijo, antes de ser retirado por los agentes federales que lo custodiaban.

Sonriente, en una breve entrevista luego de la conferencia ofrecida por el secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, reconoció que estuvo en prisión en dos ocasiones cuando fue drogadicto y alcohólico.

El ciudadano boliviano negó pertenecer a alguna secta religosa.

Por su parte, García Luna dijo que el secuestrador había elegido este día por ser el día nueve, del mes nueve del año 2009.

El funcionario explicó que el detenido mencionó que el Espíritu Santo lo acompañaba en su misión.

Además, el funcionario detalló el operativo para rescatar a los 104 pasajeros que venía en el vuelo y destacó la labor de las Fuerzas Armadas en el operativo dentro del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.




Jósmar Flores, "Dosis Superior".