11.11.09




: paro nacional




A ver. No es que el SME ni sus líderes ni los políticos trepados al movimiento sean santos de mi devoción. Mucho menos lo son otros sindicatos viciados y corruptos que, en cambio, por ser afines a Calderón se mantienen intactos y con todos sus privilegios. En la secundaria estudié para electricista. En este momento muy probablemente estaría desempleado junto a las 44,000 familias de los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas que fueron echados a la calle por decreto presidencial. Visto así... está muy cabrón. Aunque, pensándolo bien, como otros tantos millones de mexicanos ¡de todas formas estoy desempleado y sin dinero! Así es que me uno al paro nacional.